31 de diciembre

31 de diciembre es el día en que pensamos cosas como “qué pronto pasa el tiempo”, “¿ya vamos a entrar en otro año?”, “¿qué objetivos me voy a poner para el nuevo año?”, etc. Un día en el que nos replanteamos que tan bien o tan mal lo hemos hecho en el período de 365 días que está a punto de llegar a su fin.

La lista de propósitos de año nuevo es un concepto muy reconocido; todo el mundo quiere hacerlo mejor que durante el año pasado porque el futuro es incierto, así que podemos tener esperanzas de lograr todo aquello que nos proponemos en el 31 de Diciembre. ¿Es posible que algunas resoluciones no sean del todo realistas? Podría decir con certeza que sí, que todos queremos lograr cosas que sabemos que en un año es casi imposible de alcanzarlas, pero imagino que eso no impide que las deseemos con todas nuestras fuerzas; ¿verdad?

aaa0e42e86022ac987b7bb041cfcaaa9
Pinterest

Este 2017 que llega a su fin ha sido un año de retos y de más que una decisión difícil. Va a ser verdad que a mayor edad, más responsabilidades y mayores decisiones que tomar. Y gracias a esto, puedo determinar que he crecido como persona; esperemos que solo para cosas buenas. Como parece que en el 2018 también voy a tener que seguir tomando decisiones que me guiarán hacia mi futuro, he decidido hacer una lista de 3 propósitos.

Lo primero y, creo que más necesario, es descubrir qué quiero hacer exactamente con mi vida; qué me veo haciendo en 5, 10 o 15 años; qué es a lo que quiero dedicarme; qué creo que es lo que me va a hacer más feliz. Puedo parecer algo muy sencillo porque hay gente que lo tiene muy claro pero, por suerte o por desgracia, yo no lo tengo tanto. Así que espero que este nuevo año me llene de experiencias que me permitan ver las cosas más claras.

El segundo es alcanzar un nivel de chino con el que esté orgullosa. Por el momento, me hace feliz saber que puedo ir a una tienda a pagar o a pedir algo sencillo y que el chico trabajando ahí me entienda y no me mire como si estuviera hablando un idioma de otra planeta. Pero, sin duda, tengo que seguir progresando en el idioma y lograr la mejor versión de mi misma hablando chino.

74b9caa7aaa13935024111ed793e7628
Pinterest

El tercero pero no por eso el menos importante es viajar a Corea con mis dos unnies. Quizá no lo pueda cumplir a principios de años, pero estoy segura de que podré lograrlo antes de que se acaben los 12 meses del 2018; ganas no me faltan, no lo dudéis. Sí, os voy a ser sincera, este propósito está relacionado con asistir a un concierto de EXO y poder utilizar mi propio lightstick con Baekhyun 4.

 

Adiós 2017, gracias por este gran año lleno de cambios.
Hola 2018, espero que seas igual de bueno o mejor que tu predecesor.

Advertisements

Nueva etapa

Me llamo Esther Figueroa y tengo 22 años. Oficialmente, soy licenciada en periodismo… aún me cuesta asimilarlo. Sobre todo porque después de cuatro años, no me imagino no volver a la universidad después del verano. Quizá por eso he creado Elocuencia Etérea, como una nueva manera de entender lo que está por llegar sin la barrera protectora de esa institución pública en la que he pasado mis últimos años conociendo a personas maravillosas y creciendo como persona, o quiero creer que lo he hecho.

073443109c9fca585fc41cc6c1e76a71
Pinterest

«No sé que voy a hacer después del verano», esta frase la he repetido por lo menos treinta veces este año y no soy la única, mis amigos también la han soltado. ¿Por qué? No tener claro que hacer en un futuro inminente no es algo que nos guste; nos encanta tener las cosas planeadas, al menos a la mayoría de nosotros. El futuro incierto es aterrador porque no sabemos que nos deparará. Nos preguntamos una y otra vez si servimos para lo que hemos estudiado porque si no, habrán sido cuatro años malgastados, exceptuando las experiencias vividas. Da miedo, no queremos admitir demasiado que no sabemos qué hacer después.

8e5bbd80663795d776faeae097e961c7
Pinterest

Pero el porvenir también es atrayente. Vaya contradicción. Está lleno de posibilidades. Podemos hacer exactamente aquello que nos atraiga más o, si no lo sabemos, probar veinte cosas antes de saber con seguridad a qué nos queremos dedicar. La vida es joven y nosotros también, así que no deberíamos tener miedo. Millones de oportunidades están delante nuestro, solo tenemos que ser lo suficientemente astutos o valientes para cogerlas en cuanto estén a nuestro alcance sin temor de fallar; el fracaso es una decepción, pero también una nueva oportunidad de hacer las cosas diferente y esta vez, no fallar.

You don’t have to have it all figured out to move forward. 

Sea como sea, Elocuencia Etérea va a ser un medio de expresión y un universo en el que poder coleccionar todos mis trabajos, sean del tipo que sean. Ya aviso que tengo un pequeño problema con la escritura creativa y que me encanta crear historias o la falta de ellas. También anticipo que los libros son mi perdición y que lo más seguro es que publique reseñas de novelas que haya acabado de devorar. Quiero ser una buena fotógrafa, o al menos eso es lo que intento, así que seguramente también caerán algunas de mis fotografías. Y esto son solo tres ejemplos de todo lo que pondré en el blog porque me gustan muchas cosas y no estoy preparada para renunciar a ninguna de ellas.

¡Nos leemos pronto!